5 ERRORES EN LA DIETA

errores en la dieta

Perder peso es uno de los  propósitos más recurrentes de todos los años a la vuelta de las vacaciones y en muchas ocasiones solemos incurrir en errores que nos impiden llegar a nuestro objetivo, que dicho sea de paso, no solo debería ser perder esos kilos que nos hemos traído de nuestras vacaciones, sino una implantación de hábitos saludables para mejorar nuestro estilo de vida.

Dejando a parte los errores meramente nutricionales me gustaría centrarnos en los errores de concepto al empezar una dieta, por ello he elegido mis “Top 5” que creo que pueden ser claves para poder crear un hábito saludable.

 

1. Ser impaciente

Querer conseguir tu objetivo en un corto periodo de tiempo puede llevarnos a hacer dietas poco adecuadas  o bien ponerse objetivos inalcanzables nos puede llevar a la frustración por no conseguirlos.

Se paciente, déjate guiar por tu nutricionista y plantéate objetivos alcanzables y a corto plazo, los alcanzarás con facilidad y estos éxitos te impulsarán a proponerte otro nuevo reto.

Recuerda que una guerra no se gana en una batalla, no seas un paciente, “impaciente”.

2. Prohibiciones

No soy partidaria de prohibir, todo se puede, pero eso sí, en su justa medida, salvo que nuestra salud nos lo impida. Establecer una prohibición puede ser contraproducente y al fin y al cabo se trata de crear un hábito saludable.

No podemos seguir una dieta de por vida por lo que mejor liberar tensiones.

3. Abusar de comida envasada

En muchas ocasiones, nuestra falta de tiempo, el exceso de trabajo y el ritmo de vida que llevamos nos hace recurrir a alimentos del supermercado. Que no voy a ser yo quien los demonice porque en muchas ocasiones nos vienen genial. Pero debemos ser conscientes de que no son los alimentos que deben estar de manera habitual en nuestra cesta de la compra.

Estos pueden ser salsas, alimentos light, bebidas energéticas, zumos, sopas preparadas, y un largo etc. de productos que en muchas ocasiones pensamos que son saludables pero en su interior albergan grandes cantidades de azúcares y sal (por nombrar algunos de ellos).

Por ello es recomendable no solo leer las etiquetas de los productos, sino también acostumbrarse a comprar más productos sin bolsa, sin envase, es decir, te animo a consumir producto local, mucho más sostenible y porque no mejorar la economía local.

4. No dormir lo suficiente

La falta de sueño y descanso puede influir de forma negativa en nuestro peso, haciéndonos ganar peso.

La razón está en que la falta de sueño nos altera la secreción de hormonas que regulan el apetito (como la leptina, grelina y oxerina) y esto nos lleva a tener más hambre durante el día.

Por no decir que personas que se acuestan más tarde pueden hacer ingestas nocturanas o bien que despues de descansar poco estamos tan cansados al día siguiente que nos moveremos mucho menos y esto nos llevará a tener menos gasto energético.

5. No practicar ejercicio físico

Nos podemos engañar todo lo que queramos por pereza, pero la practica de ejercicio físico influye de una manera positiva en la perdida de peso.… Y lo sabes!!!

Así que, busca el ejercicio que quieras, no es obligatorio apuntarse a un gimnasio, sal a caminar, baila, apuntate a un juego en equipo y verás que poco a poco te enganchará.

Por último y no por ello menos importante recordarte que si quieres hacer un cambio de hábitos nutricionales no recurras a la dieta de tu vecina, recurre a un dietista-nutricionista que te ayudará a conseguir tu objetivo, teniendo en cuenta tus necesidades y características.

Si quieres que te ayudemos no dudes en llamar al 96 3201363 o escribirnos

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply